instagraminstagram
FacebooktwitterredditlinkedinmailFacebooktwitterredditlinkedinmail

Introducción

Es posible que ya conozcas de primera mano lo que es la ansiedad y que sepas que puede hacerte la vida imposible en la convivencia con tu gato. La ansiedad en gatos es un problema serio que se tiene que conocer, entender y tratar. Por eso vamos a dedicar un espacio en este blog para tratar esta problemática. Hay que entender que no todos los gatos son iguales. Hay algunos que gestionan muy bien los cambios, se adecúan muy bien a ellos en unos días mientras que otros pasan por un verdadero calvario con sólo mover un sofá de sitio.

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad en gatos?

Como te decíamos antes, depende del gato y también depende de cuáles sean las causas que están generando esa ansiedad. Por norma general los síntomas pueden ser:

  • Síntomas físicos: Cistitis, alopecia, asma bronquial, aumento de las infecciones y disminución del sistema autoinmune.
  • Síntomas conductuales: Aumento de la agresividad, manías obsesivas, comportamientos comulsivos, transtornos alimenticios, eliminación inadecuada, hiperactividad, marcaje con uñas, pérdida de interés por su aseso personal. También puede marcar su territorio más de lo normal y volverse pasivo y vigilante.

Está claro que nuestro gato lo está pasando mal y que todos estos síntomas son una llamada de auxilio. De hecho, con respecto a los síntomas físicos, deberíamos consultar a un veterinario para descartar problemas mayores.

Ansiedad en gatos

Hay que detectar los síntomas a tiempo para poder ayudar a nuestro gato lo antes posible

Pero llegados a este punto en que ya hemos descubierto que nuestro gato tiene ansiedad, lo mejor es conocer porqué la tiene, qué la ha desencadenado y cómo podemos ayudarle. Para ello debemos conocer el motivo por el que nuestro gato sufre estos síntomas. La ansiedad en gatos se produce por una serie de causas, que son las que vamos a ver en el siguiente punto.

 

Causas de la ansiedad en gatos

No es fácil conocer a veces la causa exacta de la ansiedad en los gatos. Cada gato es un mundo y reacciona de manera distinta. Pero estas causas que vamos a describir a continuación pueden considerarse factores de riesgo que producen ansiedad:

  • Llegada de otro gato o un perro a casa. Si es un perro y el gato no está acostumbrado a ellos, puede ser un cambio radical para él. Si se trata de otro gato, tendrá que acostumbrarse a él y a un cambio radical en su día a día.
  • Mudanzas y grandes cambios en la casa. Como dijimos antes, algunos gatos pueden llegar a estresarse hasta por el simple cambio de sitio de un mueble. Cuando hablamos de mudanzas esto se complica exponencialmente. Los gatos son muy sensibles a cualquier cambio en su entorno y cualquier modificación puede perjudicar su bienestar.
  • Tensión en el hogar. Los castigos pueden crear mucha ansiedad en los gatos. El castigo no sólo es estresante para él sino que genera muchos problemas de comportamiento. Ya no hablamos de malos tratos, sean físicos y/o psicológicos, que pueden llegar a desastibilizar completamente su salud física y emocional.
Saber más
En nuestro artículo Cómo educar un gato encontrarás más información sobre los castigos y la educación de tu gato.
  • Problemas de salud. Es posible que nuestro gato presente síntomas de ansiedad porque está sufriendo una enfermedad. Si tenemos cualquier duda lo mejor es acudir a nuestro veterinario inmediatamente.
  • Aislamiento de la familia. Los gatos son muy sensibles a la falta de afecto y relaciones sociales. Dejarlos solos durante periodos largos de tiempo puede ser un motivo de que genere ansiedad y que manifieste síntomas.
  • Viajes.
  • Miedo. El miedo puede ser un gran causante de ansiedad. Es importante determinar cuáles son esos miedos para poder actuar y evitar que el estrés se vaya acumulando en tu gato.

Soluciones

Muchos especialistas emplean el uso de medicamentos en casos de ansiedad en gatos. Se usan los ansiolíticos para bajar su nivel de ansiedad y estrés. Nuestra forma de enfocar las cosas, sin embargo, pasa por trabajar en las causas que han generado esa ansiedad, no en eliminar los síntomas. Es verdad que depende del punto en el que esté el gato. Si los síntomas son muy graves hay que acudir al veterinario y si es necesario a un etólogo especializado en comportamiento felino.

Una vez nos hemos asegurado de que la ansiedad en nuestro gato no se ha producido por ninguna enfermedad física, nos centraremos en las causas. Para hacer eso podemos seguir los siguientes pasos:

  • Estudiar el comportamiento de tu gato con los habitantes de la casa, sean animales o humanos. Verifica si hay algo raro y si puede haber algún desencadenante de la ansiedad en su relación con alguno de ellos.
  • Juegos: tenemos que intentar eliminar toda la energía sobrante. Si encuentras algún juguete, ejercicio o juego que estimule a tu gato, úsalo en el día a día para quemar esa energía extra.
  • Flores de Bach: cada vez más utilizada en la veterinaria, como sistema de apoyo emocional, para controlar los niveles de miedo y estrés. No tienen ningún efecto secundario y pueden combinarse con tratamientos veterinarios.
  • Feromonas: Los preparados de feromonas pueden hacer que el gato se sienta seguro en su hogar y disminuya su nivel de ansiedad.
  • Alimentación adecuada: Utiliza alimentación equilibrada y de calidad. Consulta a un veterinario especializado en nutrición para que te asesore.
  • Tranquilidad: busca momentos de relajación con tu gato, para acariciarlo, mimarlo y generar un ambiente calmado y reparador. La ansiedad en gatos requiere de un trabajo extra para conseguir que el hogar de nuestro gato sea un santuario para él y que se sienta a salvo y seguro.
  • Aromaterapia: Los efectos de los aceites esenciales sobre el sistema nervioso de tu gato te ayudarán a calmarlo y tranquilizarlo. Úsalo día a día para favorecer un ambiente de calma en el hogar del gato.

Conclusiones

La ansiedad en gatos puede llegar a provocar enfermedades y problemas de convivencia muy graves. Hay que estar pendientes de los síntomas y buscar las causas para poder actuar con celeridad y conocimiento. Recuerda que hay situaciones en las que todos necesitamos ayuda. A nuestro gato le pasa lo mismo. Está en nosotros ser capaces de saber cuándo buscar ayuda, cómo solucionar la situación y ayudar a nuestro gato de la mejor manera posible.

Y tú, ¿qué experiencia tienes con tu gato? ¿Has visto algunos de los síntomas descritos en tu gato? Cuéntanos.

Te puede interesar de nuestra tienda
Bio AnsiedadCalm Gatos
AnsiedadCalm Gatos

Con aceite esenciale de manzanilla de Inglaterra, de máxima calidad, que alivia la ansiedad, calma y potencia el sistema inmune de nuestro gato.

Entradas relacionadas

error: Content is protected !!